Bankia renuncia al dividendo extraordinario para apoyar más a sus clientes

ha renunciado a su idea de repartir entre sus accionistas 2.500 millones de euros en tres años, al descartar el pago de un dividendo extraordinario, ya que considera que en la situación actual, ante la pandemia del coronavirus, es prioritario mantener un alto nivel de solvencia.

Así lo ha comunicado hoy a la junta general, telemática como es habitual estas semanas, el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, que también ha anunciado una batería de medidas de apoyo a los clientes más afectados por la crisis del coronavirus, como moratorias en hipotecas y créditos para el consumo.

Se trata de ir un poco más allá de las medidas contenidas en el real decreto aprobado por el Gobierno, que, no obstante, “va en la buena dirección”, ha explicado el banquero.

Entre otras cosas, Bankia ofrecerá la posibilidad de aplazar hasta seis meses el pago del capital en los créditos al consumo de particulares y autónomos afectados por la situación, y alargará hasta seis meses la moratoria en las hipotecas de los particulares que cumplan los requisitos contemplados en el decreto del Gobierno, que permitía inicialmente el retraso en los pagos en un mes.

Goirigolzarri ha trasladado su “apoyo” y “solidaridad” a los afectados por la crisis del COVID-19, ha alabado la “inmensa labor” del sector sanitario y de muchas industrias para mantener servicios básicos a disposición de los ciudadanos estos días, y ha extendido su agradecimiento a la plantilla de Bankia y a su compromiso con el servicio al cliente.

Aunque es difícil predecir el efecto real que tendrá en la economía la crisis del coronavirus y cuánto durará, lo cierto es que las lecciones aprendidas tras la última recesión económica y financiera permitirán una gestión “mucho más eficaz” y más rapidez de respuesta, ha dicho.

Y aunque ha criticado la falta de “contundencia, armonización y solidaridad de la política fiscal” de los países de la UE, también ha destacado otro importante factor diferencial entre ambas crisis, que es la fortaleza actual del sector financiero, cuyo papel es “fundamental” para trabajar de la mano de la administración para ayudar a familias y empresas.

“Hoy, gracias al trabajo de todos estos años, el sector no es el problema, sino que forma parte de la solución”, ha asegurado.

Y renunciar al dividendo extraordinario ayudará a solventar la crisis con éxito, ya que permitirá a Bankia anticiparse a un entorno “incierto” y tener “un gran músculo financiero” para “ayudar y financiar a la economía, a las empresas y a las familias españolas”.

También ha resaltado el compromiso de Bankia con la diversidad, que ha llevado a que de los 267 nombramientos de puestos directivos realizados en 2019, el 50 % correspondieran a mujeres, así como con la sostenibilidad y el medio ambiente y en general con una sociedad “más justa e inclusiva”.

La junta ha aprobado por mayoría las cuentas de la entidad correspondientes a 2019, el informe de gestión y varios nombramientos, como consejera independiente para los próximos cuatro años, con lo que el consejo de administración tendrá 13 integrantes, de los que tres son ejecutivos, nueve independientes y uno, externo.


Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Add Comment *

Name *

Email *

Website *

X